[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[Web Creator] [LMSOFT]
WWW.GAITASANABRESA.COM

© www.gaitasanabresa.com 2011. Reproducción total o parcial con consentimiento

  

Gaiteros de Vega de ronda. Félix al centro, con boina

Como no tenía quién le enseñara, procuraba copiar lo que escuchaba de otros gaiteros. Poco a poco se hizo con un repertorio de más de trescientas canciones.

Tras él, han continuado su afición sus tres hijos, Luís, Baltasar y César, así como otros paisanos, como Florentino y Eusebio Iglesias, Segundo Álvarez, Eulogio Simón, antiguos alumnos de Félix; haciendo sin duda de Vega del Castillo el pueblo más gaitero de toda Sanabria y Carballeda.

Félix en la plaza dedicada por el pueblo de Vega del Castillo

Al día siguiente, varios mozos se plantan en la casa de Félix y le plantean a su madre un ultimátum: o le compra a su hijo Félix una gaita, o ya se la procurarían ellos, pero Félix tenía que tocar la gaita. La madre, Ángela, acepta con poco entusiasmo. Casualmente, estaba trabajando en esos días en Vega un carpintero de Justel, Casimiro, que tocaba y fabricaba gaitas, vendiéndoles una que tenái reservada para uno de Cubo, pero que no la había recogido. El precio fue de una cabrita.

Casimiro le puso la gaita en funcionamiento, y Félix empezó a tocar. Enseguida se llenó la casa de chavales y demás concurrencia. Llegaron los mozos y le sacaron a tocar la ronda, llegando hasta la taberna para “inaugurar” la gaita. A partir de entonces a Félix se le consideró gaitero, y no se volvió a traer de fuera ningún otro.

A los 16 años, durante un baile de Reyes, que tocaba el tío Vicente (hijo del mencionado Juan Orduña), tiene la ocasión de probar una gaita por primera vez. En uno de los descansos del gaitero, Félix no puede evitar la tentación de probar el instrumento. Se la echó al hombro y empezó a maltocar la canción que mejor le salía con sus flautas de saúco: “La Revulera”.

Cuenta la tradición que siempre ha habido buenos gaiteros en Vega del Castillo. Se recuerda a Juan Orduña, que en el entierro de su hijo tuvo una visión celestial y acabó acompañando con la gaita el funeral. También se recuerda a Vicente, hijo de Juan, y a Epifanio, nieto de Juan, como buenos gaiteros. Sin embargo, el gaitero que ha marcado buena parte de la reciente historia de Vega del Castillo ha sido Félix Carbayo. Nacido en Vega del Castillo en 1903, aunque falleció en Valencia, a una edad avanzada, Félix comenzó desde niño a ser un gran aficionado a la gaita, valiéndole esta afición numerosas reprimendas y azotainas, por descuidar los deberes y trabajos de la hacienda al escuchar un gaitero, o mientras se entretenía haciendo flautas de saúco. También destaca su labor como maestro del pueblo, alcalde y alcalde mayor de Espadañedo.


 Félix Carbayo Otero, gaitero de Vega del Castillo